Aprobados y suspensos del Celta: Carles Pérez, el tercer tenor

Iván Villar: Una marca para el recuerdo. El gol del Espanyol en el minuto 86 dejó el récord personal del portero de Aldán en 430′, el segundo mejor registro del Celta en este siglo. Sin margen de reacción en la rocambolesca jugada del tanto de Gragera. Seguro en el resto de remates locales entre los tres palos.

Hugo Mallo: Sigue poniéndoselo difícil a Carvalhal para cuando vuelva a estar disponible Mingueza. Impecable protegiendo su banda y arma céltica en el balón parado ofensivo. Cabeceó dos saques de esquina y en uno de ellos le sirvió un balón en bandeja a Seferovic.

Aidoo: A un central poco más se le puede pedir en defensa. Concentración, rapidez y un seguro de vida en los duelos. Esta vez quien tomó buena nota de su extraordinaria fortaleza física al ir al choque fue Braithwaite.

Unai Núñez: Se ha instalado en la regularidad. Tan intenso y concentrado como en los últimos meses. En estos momentos forma junto a Aidoo una de las mejores parejas de centrales de la Liga.

Javi Galán: Excesivamente relajado en el inicio del segundo tiempo. Una pérdida del lateral pacense provocó la ocasión del Espanyol en la que Joselu falló con todo a favor y poco después vio una amarilla por derribar a Denis Suárez en la frontal. Durante el resto del encuentro, aunque no apareció tanto en ataque como en las anteriores jornadas, estuvo a su nivel habitual.

Beltrán: Muy completo. Inició la acción del 0-1 desbordando a Denis. Dinámico en el manejo del balón e incansable ‘picando piedra’ en el pivote.

Gabri Veiga: El partido era infumable para el espectador hasta que apareció la revelación de la Liga. La primera que tuvo la puso en la escuadra. Lleva nueve goles y juega de centrocampista. Pudo hacer un segundo tanto en su típica aparición desde segunda línea, pero no encontró el momento de superar a Pacheco. Calidad y exuberancia física en cada intervención.

De La Torre: Trabajo oscuro. En la fase creativa apenas hubo noticias del estadounidense. Rozó el gol en el arranque del segundo tiempo, pero entre su falta de contundencia en la finalización (una vez más) y la aparición providencial del espanyolista Rubén el balón se marchó fuera.

Carles Pérez: El MVP en el RCDE Stadium. Asistió en el primer tanto, provocó el penalti en el 0-2 y firmó su primera diana en la Liga con la camiseta del Celta. Además, se la puso a pedir de boca a De La Torre en la ocasión que perdona el norteamericano. Mientras Veiga y Aspas acaparan los focos, el extremo catalán se consolida como tercer tenor en los recitales del Celta de Carvalhal.

Aspas: Transformó un penalti con intrahistoria. La pasada campaña Pacheco le detuvo una pena máxima en primera instancia en Mendizorroza, una jugada que se resolvió con gol del moañés al aprovechar el rechace. Esta vez engañó al portero extremeño y con su duodécima diana de la temporada alcanza a Joselu al frente de la carrera por ser el máximo artillero estatal del campeonato. No estuvo inspirado con el balón, lo que no impidió que por momentos actuara de director de orquesta bajando a recibir en corto de los defensas para iniciar los ataques como si fuese un mediocentro.

Seferovic: Todo lo hace con intención. El suizo arrastró a los defensas en el 0-1 con su desmarque, generando de esta forma el espacio que aprovechó Veiga, y en el segundo tanto olívico lanzó a Carles Pérez con un pase por encima de los zagueros antes de que el extremo fuese derribado. Se le marchó alto el remate en la ocasión que desperdició tras recibir de Mallo.

Larsen (por Seferovic): Peleón. Ganó varios balones sacando partido de su envergadura. Se excedió en una entrada que le costó la amarilla en el descuento.

Cervi (por De la Torre): De nuevo, el cambio que más agradeció su equipo. Se enchufa muy rápido a los partidos a través de su velocidad y carácter combativo. Su asistencia en el 0-3 premió sus buenos minutos.

Tapia (por Veiga): En su reaparición no cambió su suerte. El balón rebota en el peruano y le cae a Gragera en el tanto perico. Su intervención más destacada, una recuperación yendo al suelo, el árbitro la señaló como falta pese a que el peruano tocó claramente el esférico.

Paciencia (por Aspas): Saltó al terreno de juego en el 88′. Sin tiempo.

Solari (por Carles Pérez): Entró en la misma ventana que Paciencia.

Previous post Kalimba se derrumba y llora en concierto de OV7 tras acusación de abuso sexual
Next post Carles Puyol pide a los jugadores del Barcelona blindarse ante el ‘caso Negreira’

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Would you like to receive notifications on latest updates? No Yes